Consejos para mantener a su conductor adolescente seguro en la carretera

Aunque parece que el día nunca llegaría, su bebé es ahora un adolescente, y pronto ser un conductor con licencia. La seguridad vial es una parte esencial de la educación del conductor, y las lecciones no deben detenerse una vez que su hijo adolescente está oficialmente autorizado a conducir. Es importante inculcar tanto conocimiento sobre la conducción y la seguridad vial para proteger a sus seres queridos de accidentes de tráfico devastadores. Sigue leyendo para aprender algunos consejos importantes que debes enseñar a tu hijo adolescente sobre la conducción segura.

Los accidentes automovilísticos no sólo son físicamente devastadores; también pueden ser financiera y emocionalmente angustiosos, y causar daño que da vida. Las facturas hospitalarias, los gastos médicos, la pérdida de salarios, la desfiguración permanente, la fisioterapia prolongada e incluso la muerte injustificada son solo algunas de las consecuencias que pueden resultar de un accidente automovilístico que estalló.

Hay 3 “no” que todos los conductores deben seguir, independientemente de la edad o la experiencia de conducción. Siguiendo estas prácticas, puede ayudar a garantizar su seguridad y la de los demás al conducir en la carretera. Estos tres “no hacer” incluyen no exceso de velocidad, sin cola, y no hay distracciones.

Sin exceso de velocidad – Aunque los vehículos están diseñados para alcanzar altas velocidades, esto no significa que nunca debas alcanzar tales velocidades mientras conduces. Enseña a tu hijo adolescente a respetar siempre el límite de velocidad para que él o ella tenga un control cada vez mayor de su vehículo. La velocidad puede hacer que un conductor pierda el control y colisione con árboles, estructuras u otros vehículos. Esto puede poner en peligro la seguridad de su adolescente y otros conductores. De hecho, es posible que desee animar a su conductor adolescente a mantenerse alejado de la “vía rápida” en las carreteras para evitar velocistas y conductores agresivos.

READ  3 maneras de hacer que tu patio trasero sea más divertido para los niños

Sin Tailgating – Tailgating es una forma de conducción agresiva, si usted está irritado en el conductor delante de usted, o justo tarde para la escuela. Es un paseo que puede causar graves accidentes de alta velocidad. A velocidades más bajas, el tailgating puede resultar en desenroscos destructivos, que pueden causar lesiones graves en el cuello y la cabeza, como latigazocervical. Enseñe a su menor a mantener una distancia segura entre los vehículos en todo momento.

Sin distracciones – Los adolescentes (y los adultos) tienen teléfonos, música, espejos y todo tipo de otras distracciones con ellos en sus vehículos. Asegúrese de decirles que es inaceptable enviar mensajes de texto y conducir, o para quitar su atención fuera de la carretera durante unos segundos. Enséñeles que conducir debe ser su máxima prioridad; No revise los correos electrónicos ni las redes sociales, ponga el brillo del labio ni cambie la estación de radio. Los accidentes ocurren en segundos.

A diferencia de ‘don’tdo’, también hay 3 ‘do’s que son igual de importantes. Estos incluyen señalización, mantenerse alejado de los conductores agresivos, y mantener el interior de su coche limpio.

Señal siempre – Los semáforos y las luces de peligro no son opcionales. Son esenciales para una conducción segura porque permiten a otros conductores y peatones saber cuáles son sus intenciones en la carretera. Los accidentes ocurren todo el tiempo porque los conductores no utilizan sus parpadeos al cambiar de carril o convertirse en estacionamientos. Asegúrese de enseñar a su conductor adolescente a usar siempre sus intermitentes.

READ  Un cumpleaños es más que globos - Involucrar a los niños para ser parte de la preparación del conjunto de cumpleaños

Evite siempre los conductores agresivos – Ejemplos de conductores agresivos son aquellos que aceleran, portón trasero, cortan a los conductores, a menudo cambian de carril, tratan de provocar a otros conductores ejecutando sus motores, conducir enojados o tratar de alimentar un conflicto. Este tipo de conductores son increíblemente peligrosos y los adolescentes necesitan saber para mantenerse alejados de ellos a toda costa. Si ven a un conductor agresivo, enséñeles a no reaccionar y a cambiar de carril de forma segura o a detenerse para alejarse de ellos.

Mantenga siempre su interior limpio – Este consejo puede parecer estúpido teniendo en cuenta el interior de un coche no parece influir en la seguridad de conducción, pero lo hace. Los residuos pueden acumularse en un vehículo y potencialmente se convierten en un peligro para la conducción. Por ejemplo, una botella de agua suelta puede rodar debajo del pedal del freno y causar un accidente grave a un conductor. Incluso el polvo y el préstamo pueden causar problemas de seguridad si los conductores tienen una reacción alérgica, como lacque y picazón en los ojos o estornudos violentos. Algunos estornudos sin duda pueden poner en peligro el estado de alerta de un conductor en la carretera.

¿Su adolescente resultó herido negligentemente en un accidente automovilístico?

Si su hijo adolescente estuvo involucrado recientemente en un accidente automovilístico que no fue su culpa, y sufrieron lesiones como resultado, se recomienda encarecidamente ponerse en contacto con un abogado experimentado de lesiones por accidente sin cargo para obtener asesoramiento sobre sus derechos a ser dañado y dañado por su familia.

READ  Cosas que pueden transformar la decoración de los niños

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *